viernes, 8 de septiembre de 2006

Pepe Rubianes... por la libertad de expresión, por la Democracia, no se merece el ataque fascistoide de la derecha españolista.


Resulta despreciable e intolerable que la derecha española, tan revitalizada últimamente merced a los 4 años de absolutismo mayoritario del PP, con el Presidente "Ansar" a la cabeza, vuelva a pretender instaurar la censura en España.

Y eso es, precisamente, lo que pretenden hacer con Pepe Rubianes, el conocido actor "galaico-catalán" (como a él le gusta decir), quien está siendo objeto de una campaña mediática de la derecha y la ultraderecha española y españolista, que sólo merecen el calificativo de... fascista.

En primer lugar, es completamente falso que Pepe Rubianes insultara a España o a los españoles. Él dijo algo que cabe perfectamente dentro del derecho fundamental a la libertad de expresión, puesto que ni se dirigió a nadie en particular, ni por supuesto, lo hizo contra una nación, pueblo o colectividad humana.

Mandó a paseo a esa concepción fascista, criminal y repugnante de España, que es enemiga aférrima de la democracia, de los derechos humanos y que ha cometido execrables crímenes contra la población española, contra millones de personas durante -al menos- el pasado siglo XX.

Recordemos todos y todas que la dictadura genocida y fascista del criminal Francisco Franco, contó con el apoyo entusiástico de la Iglesia Católica española -que lo llevaba bajo palio a este criminal genocida (ver foto)- y de la derecha. Esto sirve para entender por qué en España no está tipificado como delito la exaltación del franquismo, la apología de esa dictadura criminal y genocida, que llevó a cientos de miles de seres humanos a miles de fosas comunes esparcidas por toda la península (ver noticia relacionada con las fosas comunes del franquismo).

Pepe Rubianes tenía toda la razón cuando se expresó con esas palabras, que la derecha política y mediática (cada día más cercana a la ultraderecha) trata de tergivesar. Como el propio Rubianes ha matizado: "Yo me refería a la España que mató a Lorca, permitió que Machado muriera de pena en Colliure y dejó morir a Miguel Hernández en la cárcel. La España que 'paseó' a miles de demócratas y llenó el país de fosas comunes y nos sumió en el silencio más largo, cruel y sanguinario de la historia".



Maniobras Orquestales en la Blogscuridad recomienda visitar: LaWEBERA TopSoft - Software y Drivers donde pueden encontrarse programas gratuitos para tu sistema operativo, así como drivers especiales para ese hardware antiguo que no funciona bajo Windows XP, pero que a partir de ahora podrás recuperar.


3 comentarios:

Vicente Carballido dijo...

Acabo de escribir en mi blog:Las declaraciones de Pepe en TV3, en el programa de mesa camilla para iaias i minyones(por muy en catalán que se haga, y con la pasta de todos los contribuyentes, no pasa de ser un remedo de las MariaTeresaCampos y AnaRosaQuintanas que tan horteras nos parecen) son el pretexto de la actual constricción de sus derechos y de los de sus espectadores. Yo estaré de acuerdo con quien las defienda como libres. Pero me pregunto si algunos de los que jalean hoy tales manifestaciones y se exaltan ante la prohibición por parte del ayuntamiento madrileño (del PP para más inri) lo hacen por defender su libertad (la de Pepe, claro). Imaginemos por un momento que alguien bubiese dicho en Tele Madrid una cosa similar (Estoy hasta los cojones y me suda la polla de oir hablar de Catalunya y de los putos Països Catalans... Que se los metan por el culo y que les exploten las pelotas hasta quedar colgadas de los campanarios románicos del Valle de Arán i la punta del cipote en el del monaterio de la Virgen de Montserrat...). Duele, ¿no? ¿Quién es el bonito (o atún, o besugo) que me cuenta cómo se pondrían algunos, por estos pagos de la nación/preámbulo?; ésos que ahora se llenan la boca con la libertad de expresión de mon chèri, Pepe, ¿qué creeis que dirían? ¿Cuantos administradores públicos pondrían a su disposición subvenciones y teatros oficiales para que nos cantara la metáfora lorquiana algien que soltó por su boquita una tal ofensa a la nació catalana i a tots els seus ciutadans? ¿Sería llamado a los programas de mesa-camilla de la Televisió de Catalunya para que su libertad de pensamiento, expresión y creación artística no sufriera menoscabo? AMOS, ANDA!

el_situacionista dijo...

El "Asunto Rubianes" no pasa sino por un gran actor que es utilizado por ambos bandos para la miserable táctica del acusica. Tando desde el lado calatanista como desde el españolista hay niños con los dedos señalándo a Pepe Rubianes -hoy, mañana será otro- como diciendo "Mami, ha empezau él".

Este estúpido enfrentamiento viene desarrollándose desde que a unos catalanes se les ocurrió la idea de hacer un nuevo Estatuto con el que quedarse más dinero y más competencias que antes. Idea que, si mal no he entendido, Aguirre va a calcar para Madrid. De manera que no se dónde está el problema.

Mientras la derecha española utiliza a Cataluña -región donde saben perfectamente que no ganarán nunca- para poder alcanzar más poder en el ámbito estatal, la izquierda española se ve teniendo que defender, justificar o encubrir a unos que bien sabe que no están de su parte.

Y mientras somos los ciudadanos en general los que terminamos por salir perdiendo. Unos porque tienen que viajar por el país que les ha visto nacer con el estigma de "ahí está el catalán" -como si fuera algo malo- y otros, como yo mismo que soy madrileño, porque nos quedamos sin ver a Rubianes. ¡País!

Listo Entertainment dijo...

Rubianes somos todos!
http://lacinefilia.blogspot.com/2006/09/rubianes-somos-todos.html

:)