lunes, 29 de diciembre de 2008

Antonio Robles, diputado de Ciudadanos, insulta gravemente al President Montilla, llamándole "neofascista" (sic) en el digital de Jiménez Losantos


Unos escasos pero más que esperados días de fiesta me van a permitir juntar unas cuantas letras y perpetrar una nueva Maniobra orquestada... en la Blogscuridad.

Si juntamos los términos demagogia, hipocresía, cinismo y anticatalanismo obtendremos algo parecido a ese grupúsculo político minoritario y radicalizado ultranacionalista españolista, llamado "Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía", que obtuvo, la fantabulosa cifra de 3 diputados en el Parlament de Catalunya, por la circunscripción de Barcelona, en las pasadas elecciones nacionales catalanas. A pesar de ello, en otras elecciones celebradas desde entonces (municipales y generales) su número de votos totales no hecho más que bajar, situándose a la altura de partidos extraparlamentarios como el dignísimo PACMA (Partido Antitaurino Contra el Maltrato Animal).

Nada tengo que objetar a que quienes entiendan que Catalunya no es su país, ni la catalana su nación, lo digan, difundan y defiendan. Catalunya es un país libre y democrático, en el que el ordenamiento jurídico vigente ampara sus derechos y libertades como ciudadanos. Sin embargo, estos llamados a sí mismos "Ciudadanos - C's" olvidan muy a menudo que las leyes también establece una serie de obligaciones. Deberes constitucionales, estatutarios y legales que, desgraciadamente, olvidan, ignoran y, aún peor, incumplen.

Antonio Robles Almeida, uno de esos diputados, ha insultado gravemente hoy al Molt Honorable President de la Generalitat de Catalunya, Sr. José Montilla, incluyendo además al Sr. Bernat Joan (y no "Joan Bernat" como lo llama Robles, en una nueva muestra de su desconocimiento absoluto de la política catalana e, incluso, de los nombres propios catalanes), Secretario de Política Lingüística. Lo ha hecho llamándoles, sin más, "neofascistas" (sic). Pueden leerlo en el artículo que ha sido publicado hoy en el ultraderechista diario digital "Libertad Digital", del reiteradamente condenado por los tribunales este año, Jiménez Losantos.

El término "neofascista" es definido por el diccionario de la RAE como "Perteneciente o relativo al neofascismo". No es, en absoluto, un término neutro o aséptico, sino cargado de una clara y evidente voluntad ofensiva y difamatoria, al margen del despropósito que significa dirigirse al Presidente de Catalunya con esos modos y, más aún, cuando quien lo hace es un diputado del Parlament de Catalunya.

No se trata de un problema de mala educación, que también, sino de una cuestión jurídica, por cuanto el Sr. Robles ha excedido los límites de la libertad de expresión, amparada por la Constitución española y el Estatut de Catalunya, y ha entrado de lleno en el ámbito de aplicación del Código Penal, que en su artículo 208.1.1º preceptúa:

"Es injuria la acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación."

El artículo 209 señala, asimismo que las injurias graves hechas con publicidad se castigarán con la pena de multa de seis a catorce meses y, en otro caso, con la de tres a siete meses.

Nunca me gustó el discurso de Antonio Robles. Del mismo modo que nunca me gustó, siempre lo respeté. Y hoy no voy a hacer una excepción situándome (y bajándome) a su nivel. Desconozco qué le ha podido pasar a este hombre para escribir (he ahí, además, el elemento de publicidad que agrava el delito de injurias) "neofascistas", refiriéndose al President Montilla y al Sr. Joan Bernat, pero lo único que puede constatarse es que ha pretendido injuriarles con ello. No se ofende a nadie llamándole "demócrata" (quizá a Franco le ofendería que se lo dijeran), ni tampoco "nacionalista", ni siquiera "españolista". Sin embargo, si alguien llama a otro "fascista" o "neofascista", evidentemente, puede sentirse profundamente insultado.

C's debería desautorizar al Sr. Robles pero dudo que lo hagan. No sólo es un partido pequeño, muy minoritario, sino que tiene evidentes divisiones internas, de las que el Sr. Robles ha sido un protagonista indiscutible. Sin embargo, aún cuando ni siquiera el PP ha sido capaz jamás de llamar neofascista al Sr. Montilla, ni de insultar de modo semejante a ningún gobernante catalán, un diputado de "Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía", ha sobrepasado todos los límites legales para hacerlo. ¿Saldrá impune de ello? Creo que en la Generalitat, aunque ahora estemos en esos días quasi-festivos en los que todo queda para después de Reyes, debería tomar cartas en el asunto y no permitir que se insulte impunemente al President elegido democráticamente por el Pueblo de Catalunya.

Por cierto, no he escrito ni una sola palabra sobre el tema de la sentencia del Supremo sobre la Política Lingüística de la Generalitat, ni pienso hacerlo ahora. Pero haré una simple observación: ¿dónde ha leído la prensa generalista que actualmente sufrimos los ciudadanos que el Alto Tribunal haya cuestionado una sola coma de la Ley de Política Lingüística de Catalunya actualmente vigente? ¿Dónde han leído que la Generalitat deba "ofrecer enseñanza en castellano" a sus alumnos? Precisamente, nada de eso dice la sentencia. ¿Cómo era aquello de que la verdad no nos haga prescindir de un buen titular?



Enlazan con este post los siguientes webs o blogs:
Pulsa para ver lista en Technorati

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que Ciudadanos ha perdido el Norte desde hace tiempo y se han convertido en un grupo de ultraderechistas trasnochados. Lo del Robles este no tiene nombre.

Susana dijo...

Sólo cuando alguien hace del insulto su forma de criticar la acción política de los demás se demuestra realmente que se es un neofascista.

Anónimo dijo...

Probablemente Robles lo disimule diciendo que no se ha referido directamente a Montilla. Seguro que se defenderá así al final.

Yo también creo que la Generalitat debería querellarse contra este sr.Robles, de "Siutadans".

Guillermo Martín dijo...

He estado a punto de decir que esto sólo podía ser un bulo, que Robles no se habría atrevido nunca a insultar de esta forma a Montilla... Pero es verdad que lo hace. Tienes razón. Está en el 5º párrafo de ese repugnante artículo escrito en el diario de Jiménez Losantos.

Solamente con ver donde escribe habitualmente el tal Robles, se puede deducir qué clase de sujeto es.

La Generalitat debería denunciarlo.

Anónimo dijo...

Para mi desgracia ha sido profesor mio de historia en el instituto y únicamente se dedicaba a insultar a los nacionalistas, a parte de intentar inculcar su ideologia a los alumnos tergiversando los hechos de la historia.