martes, 6 de enero de 2009

Lotería del Niño y franquismo sociológico: la Brunete mediática usa el absurdo y ultraderechista topónimo "Tarrasa" en vez del oficial "Terrassa"



Que la mayor parte de la prensa madrileña se halla ubicada ideológicamente tan alejada de la democracia como de la razón y la ciencia es una afirmación que no debería sorprender a nadie a estas alturas del siglo XXI. Pero nunca está de más comentar los detalles que nos ofrecen, permanentemente, estos panfletos ultra españolistas, acerca de su marcada herencia y huella genética franquista, predemocrática y reaccionaria.

A propósito del sorteo de la Lotería del Niño celebrado hoy, todos los periódicos de tirada "estatal"/"nacional", esto es, para toda España, se han retratado ideológicamente, una vez más, al dar noticia de la población barcelonesa donde se ha vendido el 1er. premio: TERRASSA.

Algo tan aparentemente aséptico, neutro, intrascendente, ha sido usado, nuevamente, como elemento de distinción política, jurídica y, por supuesto, democrática. De este modo, mientras todos los medios de comunicación de Barcelona, de cualquier línea editorial (de derecha a izquierda), han usado el correcto topónimo de "Terrassa", tan sólo los medios de comunicación de línea editorial progresista que se editan en Madrid han hecho lo mismo. El resto y, por degracia, más numeroso número de medios madrileños, ubicados en el más puro españolismo predemocrático, reaccionario y ultraderechista, han usado el preconstitucional término de "Tarrasa" para hacer referencia a la ciudad barcelonesa.

Alguien podría pensar que esto se debe reducir a una simple cuestión de la traducción de los topónimos entre idiomas distintos (catalán/castellano, en este caso), pero este no es el caso. "Tarrasa" no es el topónimo castellano correcto para referirse a esa población, ya que su origen y propagación en los libros de texto de los escolares españoles se produjo en plena dictadura franquista. De hecho, no es más que la adaptación al castellano del original topónimo catalán, transformando la vocal neutra con que en catalán se pronuncia la primera "e" en una "a"; y eliminando la doble "ss" catalana que indicaba el mismo fonema que en castellano.

Al margen de lo anterior el único topónimo oficial en España es "Terrassa", habida cuenta de que la toponimia oficial catalana en España es competencia exclusiva de la Generalitat de Catalunya, que así lo estableció. Pero esto parece importarles poco a esos ultras y reaccionarios medios madrileños que han usado el despreciable y a la vez despectivo "Tarrasa", como en tiempos de su añorado y genocida dictador Franco.

Veamos que incluso podemos clasificarlos en 2 grupos:

- 1º - Los que usan "Tarrasa":

- El ultraconservador, reaccionario y casposo ABC, que titulaba la noticia así:

"Dotado con 2 millones de euros por serie, el 'Gordo' ha sido vendido en Tarrasa (Barcelona)" (Ver aquí)

- El mediocre y ultraconservador católico "La Razón", que lo hacía así:

"Lluvia de millones en Tarrasa y Llodio" (Ver aquí)

- 2º- Los que usan "Terrasa", mezclado con "Tarrasa", que aún siendo incorrectas ambas, al menos "Terrasa" es como lo pronuncian los castellanohablantes de esa población en la actualidad:

- El ultraderechista Libertad Digital.
- El amarillista, sensacionalista y reaccionario El Mundo.

Público y El País, sin embargo, han usado el correcto y oficial topónimo en España de esa población, Terrassa, mostrando que si línea editorial los ubica a años luz de la demagogia e hipocresía derechista y conservadora de la mayor parte de la prensa madrileña, de esa repugnante Brunete mediática que, por fortuna, no existe en los medios de comunicación editados en Barcelona.

Dime qué topónimo usas y te diré quién eres...



Enlazan con este post los siguientes webs o blogs:
Pulsa para ver lista en Technorati


2 comentarios:

unoqueopina dijo...

Hmmmm. No te quito razón; pero cabe recordar que nosotros también lo hacemos: decimos Saragossa y Osca, y cuando ellos dicen Lérida o Gerona nos ofendemos (Sitges todavía no se atrven a traducirla).

Tendríamos que ponernos de acuerdo en si el nombre de las ciudades se traducen o no. Porque si es que no, tendríamos que plantearnos no devir Nueva o Nova York o cuando pronunciamos "Los Angeles" hacemos la g típica de aquí.

¿Estamos de acuerdo?

Maniobras Orquestales... en la Blogscuridad dijo...

unoqueopina, en realidad no hablamos de lo mismo. Verás: los topónimos tienen, efectivamente, traducciones en varios idiomas pero sólo si realmente existían en esos idiomas. Me explico: en catalán y en castellano traducimos "London" por "Londres" porque esa capital era conocida, forma parte de nuestras propias culturas porque sabíamos de su existencia. Sin embargo, "Tarrasa" es una pura invención que no responde a ninguna realidad lingüística castellana, ya que esa ciudad apenas era conocida hace siglos fuera del ámbito geográfico-cultural catalán. "Tarrasa" es una pura invención franquista en toda regla que la impuso como única forma de referirse a la ciudad en plena dictadura, en el s. XX. Otros ejemplos alucinantes son: "San Cucufate" (por Sant Cugat del Vallès) o "San Baudilio" (por Sant Boi del Llobregat). No son topónimos castellanos (cuyo uso -el de los topónimos castellanos- no es incorrecto, ¡ojo!) sino invenciones fascistas-españolistas.

Cuando hablamos de Girona o Lleida, por ejemplo, sólo nos referimos a sus nombres oficiales en España (no sólo en Catalunya). Pero ello no es obstáculo para que en un uso del lenguaje no oficial se usen los topónimos castellanos de esas ciudadaes: Lérida y Gerona.

Saludos.