viernes, 27 de julio de 2007

Ignacio Camacho, soporífera y catalanófoba pluma del ABC, MIENTE de nuevo, despreciando a Catalunya, motor de la economía española.

El tipo de la foto, soporífera y catalanófoba pluma del diario aldeano y ultraespañolista ABC, es conocido como Ignacio Camacho, quien en un “artículo” de opinión de hoy miente (algo que no es nuevo) e intenta despreciar y desprestigiar a Barcelona, manifestando un enfermizo odio hacia toda la nación catalana –cuya autonomía actual estaría encantado que fuera suspendida, según confesó hace tiempo, tal y como comenté en su día (puede verse aquí)-.

ABC es un periódico bastante mediocre, casposo y rancio, de escasa repercusión y popularidad en nuestro país, Catalunya. (Varios periódicos de algunas regiones catalanas le superan con creces en lectores). Sin embargo, tiene una tirada considerable en el resto de ese Estado miembro de la Unión Europea, del que soy ciudadano, llamado España. Y ello es debido a su marcada línea editorial conservadora, centralista, españolista (provinciana-madrileña, cabe añadir) y monárquica ("lameculos" de los Borbones, para ser más exactos).

Quizá por su escasa tirada o éxito en Catalunya sea por lo que, habitualmente, en las casposas y rancias hojas del ABC, pueda leerse continuos desprecios e insultos hacia Catalunya y sus instituciones de autogobierno, en un afán desmedido de despreciar todo cuanto de “Made in Catalonia” llegue a sus centralistas y ultraespañolistas manos.

Un nuevo ejemplo nos lo brinda hoy, como escribía al principio, el tal Camacho, quien ha dedicado unas cuantas líneas (cuatro letras mal “juntás”, más bien) para mayor desprecio a Barcelona y, de paso, a Catalunya entera, en un artículo que titula, en un derroche de ingenio aldeano madrileño, “Apagón olímpico”. (Dejo el enlace por si alguien quiere comprobar el odio enfermizo del amigo Ignacio, enamorado de Catalunya y sus ciudadanos, como podréis comprobar).

En esta ocasión, merced al apagón eléctrico que miles de ciudadanos barceloneses han sufrido como consecuencia del déficit estructural de inversiones públicas del Estado central en Catalunya y, muy especialmente, a la dejadez de la Endesa española y olé, presidida por el gran amigo de Aznar, Francisco Pizarro –a quien nadie en Catalunya ha visto u oído decir nada estos días-, al ínclito Camacho, en un alarde de castiza “mala follá” madrileña, se le ha ocurrido escribir “lindezas” como las siguientes:

  • “Quince años exactos después de la inauguración de los Juegos Olímpicos, el apagón de Barcelona ha certificado con gran fuerza simbólica el agotamiento del rutilante esplendor del 92... y el fracaso de una creciente autonomía que, cada vez con más competencias y recursos, permanece a oscuras incapaz de gestionar el desarrollo de Cataluña…”
  • “El victimismo nacionalista culpa al Estado de sus males sin pararse a mirar su propia responsabilidad en el abotargamiento de una metrópoli que hace tres lustros era un modelo de pujanza y ahora anda sumida en una crisis patente de personalidad, progreso y liderazgo”.

Es decir, que lejos de dedicar una sola palabra a la desastrosa actuación de Endesa y Red Eléctrica Española en Catalunya, máximos culpables del déficit de infraestructuras eléctricas y energéticas en nuestro país –que sufre desde hace decenios un asfixiante déficit fiscal con España, que actualmente supera el 10% del PIB catalán- se regodea con una enfermiza envidia, mezclada con puro odio étnico catalanófobo, en escribir toda una sarta de mentiras, tratando de desprestigiar, infamar e intentar ofender a barceloneses y catalanes.

¿Por qué son mentiras? Veamos:

(1) – Asegura que Barcelona y Catalunya están en… ¡¡¡crisis!!! Poco menos que arruinadas, según se infiere del empleo de expresiones como “agotamiento del rutilante esplendor del 92”, “fracaso de una creciente autonomía”, “permanece a oscuras incapaz de gestionar el desarrollo de Cataluña”, “ahora anda sumida en una crisis patente de personalidad, progreso y liderazgo” y “el abotargamiento de una metrópoli” (creo que la pluma “avécense” ha errado clamorosamente al utilizar ese sustantivo procedente del verbo “abotagarse”, pero tampoco es extraño, porque escribe con el culo el tal Camacho).

Vamos a ver, según el INE (enlace a hoja de cálculo actualizada), Catalunya sigue siendo el motor económico de España, como ya lo era hace 10, 20, 30 y 40 años. Y como lo era a principios del siglo XX y durante todo el XIX, antes de la maldita guerra civil española y la ocupación y destrucción franquista de Catalunya desde 1938 a la década de los 50, cuando el FMI y el Banco Mundial pusieron punto final a la autarquía impuesta por los fascistas españolistas.

Exactamente, Catalunya produjo en el 2006, 182.735.639.000 €, lo que supone el 18,7% del total del PIB español, que fue de 976.189.000.000 €.

Sigue siendo la nº1 de España, por delante de Madrid, que generó 172.607.951.000 € (17,7% del PIB español). Es más, creció por encima de Madrid, puesto que el crecimiento anual de Catalunya fue de 107,6, mientras que Madrid tuvo un crecimiento respecto al PIB de 2005 de 107,5.

Y la cosa parece seguir yendo bastante bien, pues –como informaba La Vanguardia- la economía catalana creció un 3,9% en el segundo trimestre del año.

¿De dónde sale todo ese desprecio hacia Barcelona y a Catalunya del ínclito Camacho, que ha mentido más que ha escrito? La catalanofobia que padece le hace perder la noción del tiempo en el que vive y revolverlo todo con tal de no desaprovechar la ocasión de intentar tirar mierda sobre Catalunya, a propósito de un apagón, injustificable en un país moderno y totalmente achacable al déficit de infraestructuras que sufre Catalunya desde hace decenios.


(2) – Pero es que además, echa las culpas al Gobierno de la Generalitat, esencialmente, y al resto de autoridades catalanes, exclusivamente. Ni una palabra para nadie del Estado central. ¡Faltaría más! Y eso que Catalunya no tiene ni una sola de las competencias a las que alude, en el mayor ejemplo de ignorancia e insensatez que he leído en años.

Fijaos en lo que dice: “Se trate del desastre del Carmel, del colapso del aeropuerto del Prat, de la plaga de robos domiciliarios o de este ignominioso «black out» sobre los restos del sueño olímpico, las instituciones catalanas no disponen de otro recurso político que la exigencia llorosa a ese Estado cuya estructura se han aplicado a desmantelar en su territorio. Mientras, por ejemplo, el AVE se acerca -con retraso indiscutible- a las puertas de una Barcelona incapaz de acordar el modelo urbano con que ha de acogerlo.”

¿Cabe mayor número de mentiras en menor espacio "periodístico"? Veamos:

- “Desastre del Carmel”: Indudablemente, es lo único que es responsabilidad de la Generalitat, pero no de forma directa, sino por no haber cumplido su deber de vigilancia de las obras públicas, que empresas privadas estaban realizando y cuya mala actuación provocó el derrumbe de un edificio y la posterior intervención en 3 más para derruirlos también –no de un barrio entero como dice la Brunete mediática- Y, por cierto, una actuación impecable y ejemplar de la Generalitat en la atención a los afectados que incluso han mejorado sus condiciones de vivienda, de la que, por supuesto, la Bruente mediática mencionada no ha dicho o publicado nada.

- “colapso del aeropuerto del Prat”. ¡Hombre! ¡¡¡YA ESTÁ BIEN!!! Precisamente, la Generalitat entera (Gobierno y Parlament), junto a la totalidad de entidades del país (sindicatos, patronal, cámaras de comercio, colegios profesionales,...) llevan lustros pidiendo que se descentralice la gestión aeroportuaria, competencia exclusiva del Estado, que la ejerce a través de AENA. Y el tal Camacho va y se lo “enchufa” a la mala gestión de la Generalitat. ¿Cabe ser más mentiroso, liante, hipócrita y, sobretodo, catalanófobo, que Ignacio Camacho?

- “de la plaga de robos domiciliarios”¡¡¡Otra trola camachera!!! Supongo que el Ignacio Camacho éste, se referirá a los robos en chalets del año pasado que tanta alarma causaron, ¿no? ¡¡PERO SI FUERON, esencialmente, EN ZONAS DE COMPETENCIA EXCLUSIVA DE LA GUARDIA CIVIL!!! Si los habitantes de Tarragona estamos deseando de que llegue de una vez por todas el despliegue efectivo de los Mossos d’Esquadra por nuestra región tarraconense y sustituyan a la incompetente Guardia civil. ¿Cabe mayor mentira y despreciable manipulación que la cometida por Camacho? Sigamos…

- “de este ignominioso «black out»”… ¿Cómo? ¿Es competencia de la Generalitat la red eléctrica? ¿Desde cuándo? ¿Otra mentira más, Camacho?

- ¿Y la referencia al AVE? ¿El AVE también, Camacho? ¿El AVE que llega con años de retraso a Barcelona, Camacho? ¿El AVE que no tiene proyectada aún la línea que debe unir a Barcelona con París o Milán, Camacho? ¿El AVE que llega a la increíble velocidad de 200 Km/h a Tarragona, a una estación que se encuentra a unos 20 Km del centro de la ciudad, Camacho? Camacho, Camacho,… ¡¡¡que se te ve el plumero!!!

Sinceramente, sigo in entender muy bien cómo funciona la sociedad madrileña y mesetaria, donde tiene el grueso de sus lectores un periódico tan casposo, tan ultraconservador, tan rancio y predemocrático, como el ABC, que apenas puede esperar tener éxito en nuestro país, Catalunya.

Una nación catalana que tiene sus defectos, evidentemente, pero que cuenta entre sus virtudes, la modernidad y el vanguardismo de una sociedad cosmopolita, europea, avanzada y democrática, responsable del éxito social, cultural y económico de este país, ubicado en el noreste de la Península Ibérica y que es motivo continuo y permanente del odio enfermizo de los mesetarios aldeanos, provincianos catalanófobos, capaces de mentir más que escriben.

Ese ha sido el caso, aquí comentado, del desdichado Ignacio Camacho, quien ha intentado, una vez más, en su despreciable, por cuanto de despectivo tiene, desquiciado e infundado artículo, añadir unas gotas más en el colmado vaso de la paciencia de cientos de miles, si no millones, de ciudadanos catalanes como yo, quienes vemos prácticamente irrecuperable el proyecto de una España federal y plurinacional

Finalmente, permitidme que en estas estivales fechas, propicias para el merecido descanso vacacional de millones de trabajadores, grite con fuerza...

¡¡¡VIVA EL OSO MITROFÁN!!!



4 comentarios:

Juanse dijo...

No estoy de acuerdo en que se desprecie a Cataluña, estoy de acuerdo en que este hombre hombre vaya en contra de una región sólo por su política y sus ideales, pero creo que el autor del texto cuando menos se ha puesto a su altura, al despreciar al "aldeano madrileño" con tono despectivo, y segun se puede ver entre lineas, a cualquier español q no sea de cataluña, concretamente madrileño. Es triste que a estas alturas estemos aun así. Creo que se debería predicar con el ejemplo. Sólo eso.

R.J.Nieto dijo...

Magnifico articulo, biene explicado y detallado.
El bloqueo a Catluña llego al extremo con Aznar.
Bloqueo al aeropuerto, mientras gastaba el presupuesto en la T4,
AVE a Valladolid y Valencia, mientras el de Barcelona se enlentecia en Zaragoza o medio paraba entre Lerida y Barcelona.
Pero a pesar de todo Cataluña sigue siendo uno de los motores de la economia española y valuarte de una economia competitiva integrada en el mundo.

Maniobras Orquestales... en la Blogscuridad dijo...

Una aclaración, Juanse: no creo haber escrito en ningún párrafo de este post una sola referencia a un ciudadano madrileño, calificándolo de "aldeano". Sí que lo he hecho del periódico ultraconservador ABC y de esa ideología españolista predemocrática.

Sólo por tener las cosas claras.

Maniobras Orquestales... en la Blogscuridad dijo...

Así es Nieto, pero eso en varios lugares de España no sólo no lo aceptan ni reconocen, sino que se empeñan en ocultarlo (reconociéndolo implíotiamente, por tanto).

Saludos.


Xavier - Tarragona
Maniobras Orquestales... en la Blogscuridad